EL VERDADERO APOSTOLADO

“Dejarlo todo para seguir al Señor”

 

Por: Francisco Damián Martínez Arguello

 

 

 

Varios factores a tener en cuenta sobre el verdadero y falso Apostolado; vivimos en un mundo del comodísimo, en donde son rechazadas todas las obras Espirituales, y  cumplidas alunas "obras corporales".

                El Apostolado fue rebajado a una mera actividad social al estilo Entidades no Gubernamentales, y perdiendo el verdadero fin a la cual el señor ordenó “Id por todo el mundo y proclamar el evangelio” se busca Apostolados alternativos que salen mucho de su real sentido.

 

A continuación características positivas y negativas de los llamados al Apostolado:

 

El Llamado o Tipo de llamado: En primer lugar el Dios todopoderoso quiere la salvación de todos los hombres, para eso envió a su único hijo Nuestro Señor Jesucristo, desea la conversión y la sanación de todos los corazones afligidos y hundidos  en el pecado; Él tiene varias formas de llamar a la conversión: puede ser en forma suave, otra por medio de una violencia bruta como un ladrillazo a la cabeza. En forma suave puede ser durante la Catequesis, educación de nuestros padres, tal vez algún retiro Espiritual en donde uno mismo busca al Señor diciéndole “Te seguiré a Donde quiera que vayas...” (San Lucas 9, 51-62) y es ahí donde el señor nos expone la hoja de ruta a seguir, queda a nuestra libertad aceptar o rechazar el llamado para alistarnos a la Legión verdadera para ser soldados de Cristo, lo que sucedió con el Joven Rico “Maestro Bueno que he de hacer para heredar la vida eterna…” (Mc 10, 17-22) una vez que el Señor le sugirió que dejara todo para seguirlo se sintió triste porque en verdad su conversión no era verdadera. La otra forma de llamado a la conversión que el señor nos hace suele ser en forma un poquito violenta, ya sea con alguna desgracias, tragedia, dolores, es como un toque de atención que el señor nos hace para despertarnos y comprender de que solo no podes, dice el Señor “El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama…” (san Lucas 11, 15-26)

Tipo de Personas que Reciben el Llamado: para Dios no hay distinción de personas él quiere que todos nos salvemos, y más aun quiere la mayor cantidad de obreros “La mies es mucha mas los obreros son pocos…” (san Lucas 10, 1-12), estamos llamados tanto laicos como consagrados, jóvenes como adultos a expandir el evangelio de acuerdo en la situación que estemos, el lugar que ocupemos y la vocación que tengamos.

Personas que se excusan al llamado: las excusas son muchas y no cabria libros para describirlas todas, pero si estamos seguros de que el “non Serviam” ( No serviré) ronda en nuestras mentes, cuanto más excusas existan menos almas irán al cielo, porque al aceptar el llamado voy camino al cielo y me alisto para el combate primero vencer mis propios enemigos (Mundo, Demonio, yo mismo) y luego ayudar a los que el señor nos permite anunciar, el evangelio de la salvación. Para describir las variedades de excusas tenemos el muy conocido relato del  evangelio según San  Lucas capitulo 9 versículos 51 al 62.

Herramientas para realizar un buen Apostolado: sabemos que Dios elige a las personas de toda clase social, situación, y capacidad intelectual; una frase conocida es “Dios no elige a los capacitados, capacita a los Elegidos”, solemos escuchar mucho en nuestros entornos parroquiales, o en algunos movimientos apostólicos. Pero que es lo que en realidad significa “Dios capacita a los Elegidos”, la experiencia vivida durante tres años entre Jesús y los discípulos nos muestra esta realidad, Dios escoge bien a las personas y de ahí comienza a pulir, primeramente haciéndose conocer como el verdadero Dios, Señor y Salvador, durante ese periodo en que el Señor estuvo en la tierra, fueron capacitados en la fe, moral y doctrina por medio de una catequesis bien detallada, por medio de las obras y  predicas del mesías prometido. Ya 21 siglos se pasaron, existen elementos a tener en cuenta para hacer un verdadero Apostolado Católico que servirá de Armas para combatir de manera frontal y anunciar la verdad, que son:

a.   La Biblia: En ella se detalla el camino de la Salvación en forma progresiva, libros sapienciales que iluminaran nuestras conciencias, y en especial el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Para leer la Biblia debemos tener en cuenta unos detalles, Estudio Bíblico, Lectura de Santos.

b.  Magisterio: El Magisterio de la Iglesia es la que nos da Luz sobre la doctrina católica en consonancia con la Biblia, nada de que exista de dogma en la Religión Católica contradice las sagradas Escrituras, y es el Magisterio que nos explica cómo entender según la asistencia del espíritu santo que ella recibe, por medio de los Concilio, sínodos, papas.

c.   Tradición Apostólica: La Tradición es la transmisión de la fe ininterrumpida desde los apóstoles hasta nuestros días, para este efecto tenemos los escritos de los Padres de la Iglesia; Se llama padres de la Iglesia a un grupo de pastores y escritores eclesiásticos cristianosobispos en su mayoría, que van desde el siglo I hasta el siglo VIII, y cuyo conjunto de doctrina es considerado testimonio de la fe y de la ortodoxia en la Iglesia católica.

1.      Los cuatro grandes padres griegos son:

· San Atanasio de Alejandría

· San Basilio el Grande

· San Gregorio Nacianceno

· San Juan Crisóstomo.

2.       Los cuatro grandes padres latinos son:

· San Ambrosio de Milán

· San Agustín de Hipona

· San Jerónimo de Estridón

· San Gregorio Magno

 

 

El envío: Luego de toda estas pequeñas instrucciones está el envío “ id por todo el Mundo y Proclamar el evangelio…”, proclamar el verdadero evangelio anunciar a Jesucristo Nuestro Señor como Salvador y Gritar el amor de Dios, la conversión de los pecadores, es eso lo que el mundo necesita escuchar, pero no olvidemos la frase del Señor:

 

Yo los envío como a ovejas en medio de lobos: sean entonces astutos como serpientes y sencillos como palomas. Cuídense de los hombres, porque los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas. A causa de mí, serán llevados ante gobernadores y reyes, para dar testimonio delante de ellos y de los paganos. Cuando los entreguen, no se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento, porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes. El hermano entregará a su hermano para que sea condenado a muerte, y el padre a su hijo; los hijos se rebelarán contra sus padres y los harán morir. Ustedes serán odiados por todos a causa de mi Nombre, pero aquel que persevere hasta el fin se salvará. Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra, y si los persiguen en esta, huyan a una tercera. Les aseguro que no acabarán de recorrer las ciudades de Israel, antes que llegue el Hijo del hombre. (San Mateo 10, 16-23)

 

            Puntos a tener en cuenta ya en el campo de Batalla: Oración, Sacrificio, Penitencia, sin ello no podríamos soportar las tentaciones de este mundo que a cada rato nos envía a los tribunales para juzgarnos, y echarnos a la hoguera.

 

Conclusión: Para realizar un verdadero Apostolado Católico es aparentemente muy complicado, pero quien dijo que sería fácil seguir al señor, El Reino de Dios es para los valientes y los que perseveran hasta el final; debemos esforzarnos en aprender todo lo referente a la sana Doctrina, y en especial practicar las buenas costumbres, siguiendo la Moral Cristiana, por que uno puede hasta convertir a una persona con su propio testimonio de vida cristiana, y tratar de no escandalizar a los más pequeños del señor.

 

 

Ora et Labora et Lege.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    ruchanie (viernes, 08 septiembre 2017 09:41)

    Majorat